De tapas por Córdoba

Pasear por las calles de Córdoba invita de manera obligada a sentarse y deleitar su amplia y maravillosa gastronomía. Ese decisión de ir «de tapas por Córdoba» se convierte en la mejor opción para disfrutar de sus sabores tradicionales y su amplia cocina de siempre, en ocasiones incluso llevada a los extremos más avanzados y de vanguardia.

Hoy, nos vamos de tapas por Córdoba… ¡A disfrutar!.

Resumir de forma operativa y clarificante dónde ir de tapas por Córdoba y acertar seguro, es una apuesta que, a todas luces siempre resultará insuficiente y tremendamente injusta, pues es tan amplia la carta de opciones que sería interminable.

Pero haciendo un ejercicio de condensación, pasaremos a mostrar nuestras 5 apuestas seguras para vivir los sabores de  esta bendita tierra.

1.- Taberna «La Montillana»: 

En la calle San Álvaro, frente a la plaza de San Miguel, se deja ver nuestra primera elección, la Taberna «La Montillana», especialistas en conjugar juventud, frescura, nuevas tendencias y sabores y platos de siempre de la forma más atrayente. Su enclave en pleno corazón de la ciudad la convierte en un lugar obligado en una ruta de tapeo asegurando siempre la máxima calidad. Su carta es amplia, variada y muy original.

2.- Taberna «La cazuela de la Espartería«: 

Un lugar íntimo, acogedor, familiar, para sentirse como en casa con la mejor atención y una exquisita cocina tradicional. Ubicada frente a una de las puertas de entrada de la famosa Plaza de la Corredera, sus platos destacan por una cuidada elaboración a base de productos de la tierra de la mayos calidad, así como su carta de vinos, de las más afamadas de la zona. Dispone de salones y estancias diversas que facilitan pequeñas y grandes reuniones según las necesidades del visitante.

3.- Horno de San Luis:

Tal vez la apuesta más novedosa y vanguardista de todas las que vamos a proponer, la taberna «Horno de San Luis» se esconde tras la apariencia de una casa más en pleno corazón de La Judería, con una terraza de vistas privilegiadas a la fachada de la Mezquita Catedral. Su cocina es atrevida y moderna pero ha sabido mantener los sabores básicos del entorno en que se encuentra. Además, el ambiente una vez acabada la comida, con música y zona de copas lo convierte en un lugar para entrar…y tardar mucho en salir.

4.- Casa Pepe de la Judería:

Él extremo opuesto de formato de la anterior opción es sin duda la arraigada «Casa Pepe de la Judería», taberna clásica y emblemática donde las haya con casi cien años de historia a sus espaldas. Núcleo gastronómico del casco histórico de Córdoba, resulta una visita casi obligada y que siempre resulta una apuesta segura. Sin embargo, este taberna cordobesa siempre se ha caracterizado por ser valiente y arriesgada en su cocina manteniendo los sabores tradicionales a la perfección pero siendo un referente en presentación, estilo y mezclas de los más clásicos platos y sabores.

5.- Taberna «La Fragua»:

El corazón de la judería se llama Taberna «La fragua». La calleja del Arco esconde al final de la misma una joya de casa convertida en una taberna que conjuga a la perfección tradición y modernidad, sabores de siempre y apuestas sorprendentes. Famosos entre otras opciones por sus platos de todo tipo de pescados y el suculento arroz de la casa. El entorno en sí mismo ya hace que la isita merezca la pena.

Dicho esto, ya sólo queda disfrutar y saborear al máximo nuestra jornada de tapas por Córdoba. Buen provecho…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *