Un paseo por el puente romano de Córdoba

La Mezquita, la judería, los patios, el puente romano… Córdoba es una capital mágica, con historia y emoción, con sentimientos a flor de piel para todos aquellos que pasean por sus maravillosos rincones. Uno de los mayores placeres de los paseos cordobeses es, sin duda, poder andar tranquilamente por su puente romano y disfrutar de sus vistas e historia. Si no eres de Córdoba, te recomendamos contar los servicios de guias oficiales de Córdoba.

Quizás no lo sepas pero el puente romano de Córdoba se construyó para formar parte de la famosa Vía Augusta, allá por los tiempos del emperador Augusto y aunque ha sufrido el paso del tiempo y las guerras, aún conserva la magia de su época de esplendor. Un esplendor que ha sido recuperado tras su reciente restauración.

En su origen fue creado con 16 arcos soportados por estribos, que facilitarían el paso de las aguas y suavizaban la impetuosa corriente del río Guadalquivir. En la actualidad, poco queda de ese origen, pero sí se conserva su original belleza e historia intacta.

Curiosidades del Puente Romano de Córdoba

  1. San Rafael. La estatua de San Rafael que puedes encontrar en medio del puente fue instalada en 1.651 después de una grave epidemia de peste que causó una gran mortandad. La hizo el escultor cordobés Bernabé Gómez del Río y fue para dar las gracias por el fin de la epidemia.
  2. Restauración. Ha sufrido varias restauraciones, pero la de 2008 intentó devolverle su traza primigenia, y ha sido la que más éxito de crítica ha recibido por su parecido y originalidad.
  3. Puerta del puente. En la parte norte del puente queda la conocida como Puerta del Puente que fue realizada por Hernán Ruiz III en 1571. Es una forma de darle la bienvenida al visitante que se adentra en la ciudad.
  4. Torre de Calahorra. En la parte sur del puente se levanta la Torre de la Calahorra que fue ampliada en 1369. Es una antigua fortaleza musulmana que ha sido usada, entre otras utilidades, para mantener presos a nobles que cometían crímenes. La torre tiene planta en forma de cruz y 3 brazos de los que salen las tres torres con almenas.

Sin duda, pasear por el Puente Romano de Córdoba te hará disfrutar de una de las estampas más bonitas de la ciudad haciendo de tus recuerdos bellas postales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *