Ruta de las tabernas de Córdoba (II)

tabernas-en-cordobaContinuamos en nuestro recorrido por los rincones más típicos de la ciudad de Córdoba, donde se aúnan la cultura, la gastronomía y la convivencia: sus tabernas.

Como indicábamos en nuestro “post” anterior, las tabernas son foro de conocimiento. Como ejemplo, una de las normas no escritas que se observan en ellas, es esa que dice que “se debe comer en base a lo que se bebe y no al contrario”. Se reconoce así que el vino, para su máximo disfrute, requiere moderación, mesura y un profundo conocimiento.

Taberna de Juan Peña. Se encuentra en la calle Doctor Fleming, a medio camino entre el casco antiguo y la zona centro de la ciudad. En su carta nos encontraremos delicias como la sangre con tomate, los flamenquines de merluza con salsa de otoño o las tapas de espinacas con garbanzos.

Taberna Casa Salinas. En la calle Puerta de Almodóvar, muy cerca de la muralla, se encuentra esta taberna, otra de las centenarias en nuestra ciudad. En ella podremos degustar y disfrutar de los mejores vinos finos de nuestra tierra, acompañados de los embutidos, jamones y carnes ibéricas del Valle de los Pedroches.

Taberna Sociedad Plateros María Auxiliadora. Se ubica en el tradicional barrio de San Lorenzo y se encamina ya hacia el siglo de historia. Hoy por hoy, este establecimiento es un referente en el espacio gastronómico de la ciudad. Su auténtica especialidad es el bacalao, del que ofrecen más de treinta platos distintos. Cuenta con bodega propia para la crianza de los mejores vinos de la D.O. Montilla-Moriles. Su extensa carta se completa con una gran variedad de platos típicos de la cocina casera cordobesa: salmorejo cordobés con jamón del Valle de los Pedroches, el rabo de toro al oloroso y las frituras como el flamenquín o las berenjenas. Como curiosidad, cabe destacar que presentan una carta exclusiva para celíacos.

Taberna El Juramento. Se trata de una taberna al más puro estilo tradicional. Enclavada cerca de la Plaza de la Corredera, fue fundada en los primeros años del pasado siglo XX. Su fama, basada en una excelente cocina, le precede y nos ofrece unas exquisitas patatas bravas, rollitos juramento, san Jacobo de berenjenas, croquetas de piñones y espinacas y sus famosos pimientos rellenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *