Ruta de las tabernas de Córdoba (III)

tabernas-de-cordobaConcluimos aquí este recorrido por algunas de las tabernas más típicas, arraigadas y llenas de tradición de entre las más de cien que hay en Córdoba. Como comentábamos en nuestro primer “post”, somos conscientes de que estas referencias dejan atrás a la inmensa mayoría de estos establecimientos que, por su singularidad, su propuesta gastronómica o cualquier otro rasgo que las caracteriza, merecen ser visitadas por nuestros lectores.

Animamos a todo el que pase por Córdoba a no dejar escapar la ocasión de perderse por sus calles y disfrutar de esta maravillosa realidad que hemos ido describiendo a lo largo de nuestras tres entregas.

Cazuela de la Espartería. Está enclavada junto a uno de los rincones más emblemáticos de Córdoba: la Plaza de la Corredera. Justo al pasar por el Templo Romano y de camino a esta señera plaza, nos encontraremos con esta taberna alojada en una casa tradicional cordobesa, que mezcla diferentes ambientes para hacer la estancia amena y diversa.
Son especialmente reconocidas las berenjenas cazuela, o las berenjenas con salmón y las alcachofas con rabo de toro. Podremos acompañar estos manjares con una extensa carta de vinos, de 11 denominaciones de origen diferentes.

Taberna Salinas. Es un referente de la gastronomía local, con más de 100 años de historia. También se encuentra de camino a la Plaza de la Corredera, apenas a 50 metros del Templo Romano. Nos ofrece lo más tradicional de la cocina cordobesa y andaluza, basada en recetas antiguas. Dispone de un patio central por el que se pasa a las distintas estancias. No podemos dejar de probar el salmorejo, las berenjenas fritas, el picadillo de la tierra, las espinacas con garbanzos, o el cochinillo serrano. Se trata de una taberna premiada en diferentes foros, por su excepcional servicio y sus parámetros de calidad.

Taberna El Rincón de las Beatillas. Este establecimiento fue inaugurado a principios del pasado siglo XX y por ella han pasado personajes de la talla de Federico García Lorca, dejando impronta de su visita. Se encuentra entre el Palacio de Viana y la Iglesia de San Agustín, en plena ruta de las Iglesias Fernandinas. En el apartado de oferta gastronómica, sus fundamentos los conforman las mejores recetas de la cocina tradicional cordobesa, de donde podemos destacar la carne de monte y caza, el rabo de toro y las carnes ibéricas del vecino Valle de los Pedroches, en la serranía de la provincia de Córdoba. Aparte de las carnes, esta casa se destaca por la exquisita fritura de pescado que ofrece a sus parroquianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *