Rutas de las tabernas en Córdoba (I)

tabernas-en-cordobaAndalucía puede presumir como pocas de ser fruto de una amalgama de civilizaciones y culturas, que la han ido moldeando a lo largo de tantos siglos en los que hemos adquirido una singularidad que nos hace diferentes. Esta característica ha trascendido a todos los ámbitos de expresión artística, culinaria y de la relación entre personas. Córdoba es un exponente dentro de Andalucía, por su enclave geográfico y su historia.

En este escenario, disfrutamos de un patrimonio único, como son las tabernas de Córdoba. Estamos ante la quintaesencia de la filosofía de esta ciudad y del reconocido don de la conversación y la palabra, como foros de conservación y transmisión del arte y la tradición; y todo ello íntima e inseparablemente ligado a una devoción especial que forma parte de nuestro “adn” particular: la cultura del vino finoMontilla-Moriles y la gastronomía.

En esta serie de “posts” vamos a intentar realizar un recorrido por las tabernas más significativas y señeras, de entre el más de un centenar que abren día a día sus puertas para recibir, con lo mejor que podemos dar, a los parroquianos habituales y al turista que nos visita.

De antemano reconocemos que limitar nuestra aportación a un número tan reducido de establecimientos, quizás sea algo injusto en una ciudad como Córdoba.

Taberna El Pisto. Situada en la Plaza de San Miguel, cerca de las Tendillas, posee un encanto especial gracias a su patio, los distintos salones de que dispone y a sus más de cien años de historia. Entre sus habituales, se encontraban artistas de la talla de Julio Romero de Torres o Califa del toreo, Manuel Rodríguez “Manolete”. De su completa carta, debemos degustar las manitas de cerdo, el pisto, el salmorejo, el rabo de toro, el flamenquín o las croquetas caseras. Todo ello regado con los ricos vinos de Montilla-Moriles.

Taberna La Bacalá. Muy cerca de la Mezquita Catedral, se caracteriza por su plato estrella: el bacalao en sus diversas modalidades. También nos ofrecen pimientos de piquillo rellenos y los famosos flamenquines (rollos de carne rellenos de jamón serrano, rebozados en huevo y pan rallado y fritos).

Casa Pepe el de la Judería. Enclavada en pleno barrio de la Judería, declarado Patrimonio Artístico de la Humanidad por la Unesco, fue fundada en los años 20 del pasado siglo. Forma parte inseparable de la memoria y el recuerdo de varias generaciones de cordobeses, ya que ha mantenido de forma intacta hasta nuestros días, su distribución y decoración original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *